¿Ya sabes a lo que quieres dedicar tu vida? 3 pasos clave en la elección de tu carrera universitaria.


IMG_56803333 - copia

Aunque hay quienes desde su más temprana edad ya soñaban con convertirse en aquello para lo que hoy están estudiando, somos muchos los que, una vez llegado el momento de elegir el itinerario de bachillerato (y más tarde la propia carrera), hemos necesitado poner en marcha una buena toma de decisiones.

Con el objetivo de ayudarte a que esta elección sea lo más acertada posible para ti, te proponemos que sigas los siguientes pasos:

  1. ¡Echa un vistazo hacia dentro!

Es imprescindible que conozcas varios aspectos de ti mismo:

  • Tu forma de ser y tu carácter.

¿Te consideras introvertido o extrovertido? ¿Eres feliz rodeado de gente o prefieres la compañía de las maquinas? ¿Te gusta ser el que tiene las ideas o quien las pone en práctica? ¿Te sientes cómodo dirigiendo a un equipo de personas o estás más tranquilo siendo uno más? ¿Estás dispuesto a trabajar bajo estrés?

  • Tus intereses y aficiones.

Piensa en aquello que más te atrae o más te hace disfrutar. Siempre pondrás más empeño y lo afrontaras con más ganas si te gusta. De hecho, no está de más que pienses en que sueles emplear tu tiempo libre, pues puede darte una pista del tipo de cosas a las que no te importaría dedicar muchas horas.

  • Tus valores y expectativas.

Cuestiónate que aspectos de un trabajo son relevantes para ti: ¿ser de ayuda para los demás?, ¿tener mucho tiempo libre?, ¿ocupar un puesto alto o de prestigio?, ¿tener la posibilidad de viajar con frecuencia?, ¿poder ascender con el tiempo?, ¿trabajar en distintos proyectos?…

  • Tus puntos fuertes.

Reflexiona acerca de tus habilidades, tus capacidades, tus conocimientos y tus cualidades. Además de pensar en las asignaturas que mejor se te dan, te resultan más sencillas o en las que puedes destacar.

  • Tus puntos débiles.

Sé consciente de que puede haber aspectos que mejorar o, incluso, limitaciones que no serían tan fáciles de solventar. Reconoce en que asignaturas vas más apurado o en aquellas que tienes mayores complicaciones.

  1. ¡Investiga todas las opciones posibles!
  • Busca información especializada sobre las carreras que pueden interesarte: en qué consisten, enfoque y plan de estudios, duración, dificultad, universidades, salidas profesionales, flexibilidad de la formación e importancia de idiomas.
  • No te limites a las titulaciones más conocidas, puede haber algunas menos comunes que también pueden gustarte. Es más, a veces hay carreras que están “de moda” por alguna serie actual de televisión, pero… ¡cuidado! No es lo mismo ficción que realidad.
  • Si necesitas ayuda para recabar información o resolver dudas recurre al orientador de tu centro o instituto.
  1. Haz tu pódium y… ¡decide!
  • Coloca toda tu información a modo de balanza para quedarte solo con las que te parezcan mejores opciones. Lo ideal es que a estas alturas del proceso hayas logrado seleccionar dos o tres carreras como mucho.
  • Escucha y agradece los consejos de tus personas más cercanas, pero después de haber seguido cada uno de los pasos anteriores, no tendría sentido que otros terminaran decidiendo por ti. Nadie va a estudiar ni a trabajar en tu lugar, por lo que la elección final tiene que ser completamente tuya.
  • Y, por cierto: Por supuesto que es una elección importante, pero NO es irreversible. Si algún día crees que estás en el lugar equivocado o que simplemente, tu carrera o trabajo no era lo que esperabas, siempre podrás iniciar nuevos caminos o reconducir y complementar tu formación para lograr tu futuro objetivo.

Escrito por alba.mejia