La importancia de las emociones. La inteligencia emocional.


ie

Muchas veces hemos oído hablar de este concepto, pero… ¿realmente sabemos qué significa y lo que implica?

La inteligencia emocional es la capacidad para reconocer los sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos.

Como todas las capacidades, la inteligencia emocional se puede desarrollar, para ello son necesarios una serie de componentes:

 La conciencia emocional

Es la capacidad para reconocer el modo en que las emociones afectan al comportamiento y la capacidad de utilizar nuestros valores como guía en el proceso de toma de decisiones.

Para trabajar este componente es importante: adquirir vocabulario de las emociones, saber diferenciarlas, reconocer las propias emociones y efectos que pueden tener, reconocer las consecuencias de las reacciones que se tienen y valorarse adecuadamente, es decir, conocer las propias fortalezas y limitaciones.

El control de las emociones

Se trata de una habilidad básica que nos permite controlar nuestros propios sentimientos y adecuarlos al momento.

Es conveniente saber que el control de las emociones no significa ahogar o reprimir las emociones (ya que las emociones no se pueden evitar), sino regular, controlar o eventualmente modificar los estados de ánimo y sentimientos, o su manifestación inmediata, cuando éstas pueden traer consecuencias negativas.

La motivación

Es la habilidad de estar en un estado de continua búsqueda y persistencia en la consecución de objetivos, haciendo frente a los problemas y encontrando soluciones.

Motivar es dar una causa para realizar algo, una razón. Las emociones son una fuente de motivación personal, es decir, algunas emociones nos impulsan a realizar determinadas actividades.

Es importante saber que cada persona se motiva de una manera diferente

 La empatía

Es la habilidad de reconocer y comprender las emociones ajenas. Incluye la compresión de las perspectivas, deseos, actitudes y creencias de las personas, esto no significa que la persona empática tiene que estar de acuerdo en todo con otra persona, se puede fomentar el uso de críticas constructivas, siempre respetando la postura de la otra persona.

La empatía es uno de los pilares básicos de la inteligencia emocional.

Las relaciones sociales

El mantenimiento de las relaciones es una habilidad que presupone relacionarnos adecuadamente con las emociones ajenas, es decir, que tengamos un trato adecuado con los demás. Este trato adecuado con otras personas depende de nuestra capacidad para crear y cultivar relaciones, de reconocer los conflictos y solucionarlos, de encontrar el tono adecuado, y de percibir los estados de ánimo de los demás.

Para cualquier duda o cuestión no dude en ponerse en contacto con nosotros.

 

Bibliografía:

 

Educación Emocional durante la Primera Infancia. Euroinnova Formación.

Escrito por raquel.delaorden