¿Dificultades para memorizar lo que estudias? Claves para mejorar


pexels-photo-24897

La información es aprendida y recordada más fácilmente si se procesa de forma significativa y durante un largo periodo de tiempo, así como cuando se establece una  relación entre la información que quiere recordar y las estrategias que utiliza para aprenderla.

En primer lugar señalar  que existen factores que favorecen la memoria y otros que la perjudican:

  • Factores que benefician: la comprensión de aquello que estamos haciendo/ leyendo, el estudio activo (tomando notas, haciendo esquemas…), el interés y/o motivación, el horario de estudio y la correcta planificación.
  • Factores que perjudican: el cansancio (falta de sueño, alimentación insuficiente), la memorización mecánica (repetir “como un loro”), el desinterés o desmotivación.

Por ello, es necesario pararse a reflexionar sobre estos factores y llevar a cabo los cambios necesarios para que, como punto de partida, nos facilitemos el estudio y memorización.

A continuación señalamos una serie de recursos o técnicas que pueden ayudar a memorizar a la vez que a comprender aquello que se está estudiando:

  1. Técnica de la visualización: crear una imagen en tu cabeza de aquellas palabras o conceptos que debes memorizar, puede ayudarte a aumentar el recuerdo.
  2. Técnica de los acrósticos: un acróstico es una palabra creada a partir de las iniciales de otras palabras. Por ejemplo, ESO es el acróstico de Educación Secundaria Obligatoria. Así, con las iniciales de palabras que tengas que aprender, puedes formar un acróstico que te ayude a memorizar. Esta técnica ayuda a recordar palabras complicadas o procesos que requieren una serie de pasos.
  3. Técnica de la historieta: con esta técnica tienes que formar una historia con las palabras que debes memorizar, creando un texto imaginado que incluye las palabras o conceptos a aprender.
  4. Grabación: en esta técnica debes leer, en voz alta y grabándolo, aquello que quieres memorizar. Es útil para aprenderse definiciones que requieren la memorización de las palabras exactas.
  5. Técnica del fichero: esta técnica requiere la elaboración de fichas (con trozos de papel/cartulina) con la información/tema que debe aprenderse. Es útil para aprender: vocabulario, definiciones, traducciones, países/capitales…

Para aplicar esta técnica del fichero tienes que seguir los siguientes pasos:

  • Escribir en un lado de la ficha la pregunta y en el dorso, la respuesta, hasta tener un montón de fichas.
  • Coges una ficha, lees la pregunta e intentas averiguar la respuesta. Si lo logras, pasas a la siguiente, si no, vuelves a leer la respuesta (dorso de la ficha) y la colocas de nuevo en el montón.
  • Las fichas acertadas, se dejan en un segundo montón. Cuando llegas e nuevo al montón de fichas “no acertadas”, repasarás hasta llegar a aprenderlas. También tienes que revisar las “acertadas” para asegurarte de que las has aprendido.

Además de estas orientaciones, existen App y webs que ayudan a esta memorización. Recomendamos un uso diario de entre 15-30 minutos. Algunas de las sugerencias son:

- Juegos de memoria, lógica, observación y solitarios (La Caixa), que contiene diversos juegos de memoria, razonamiento, agudeza visual, concentración, etc.

- Juegos interactivos para ejercitar la memoria (Madrid Salud)

- Mejora tu memoria (Movisol): app gratuita que mejora especialmente la memoria visual y a corto plazo mediante secuencias de imágenes.

- Brain Lab: juego educativo para todas las edades cuyo objetivo es mejorar la memoria a corto plazo, lógica, cálculo y habilidades visuales.

- Lumosity: programa de entrenamiento cerebral de más de 40 juegos en las áreas de la memoria, la atención, la flexibilidad, la velocidad de procesamiento y la resolución de problemas.

Escrito por elena.artieda